miércoles, 28 de julio de 2010

A LA BARTOLA

En España entramos en la parte más infernal del verano y cada uno se defiende como puede.


Canícula estival que me amodorra
y me hace divagar como un ceporro,
en sombra y en frescor busco socorro
y no encuentro favor que me socorra.

Quiero atisbar y todo se me borra,
quiero escuchar y zumba el abejorro,
anhelo la caricia de un ventorro
que me quite la astenia y la modorra.

En tránsito infernal, en mí me encierro
maldiciendo el calor en plan gamberro
y adopto la actitud que más me pirra,

me refugio a la sombra de la parra,
me tumbo a la bartola cual bandarra
y abandónolo todo por mi birra.

LdP

3 comentarios:

Maribeluca dijo...

esta es mu güena, se le ha olvidado la maldita chicharra que nunca se calla, pero todo muy cierto, odiosa canícula

el alemà dijo...

Buenisimo sr. Love de Pega como siempre

Love de Pega dijo...

Pues es verdad, Maribeluca tiene razón, el soneto tampoco quedaría mal así:

Canícula estival que me amodorra
y me hace divagar como un ceporro,
en sombra y en frescor busco socorro
y no encuentro favor que me socorra.

Quiero atisbar y todo se me borra,
quiero escuchar y zumba el abejorro,
anhelo la caricia de un ventorro
que me quite la astenia y la modorra.

En tránsito infernal, en mí me encierro
maldiciendo el calor en plan gamberro
y adopto la actitud que más me pirra,

me refugio a la sombra de la parra,
y al insistente son de la chicharra,
abandónolo todo por mi birra.